La tutoría es en otras palabras el acompañamiento, cuidado y orientación a los estudiantes para que puedan aprovechar al máximo sus posibilidades de formación en la institución escolar, concluir sus estudios en el nivel y ampliar sus perspectivas de integración al mundo social, cultural y productivo. La tutoría tiene como objeto central acompañar a los estudiantes en el tránsito por su experiencia escolar y en la construcción de sus propios proyectos de vida.

La intervención tutorial contempla, entre otras, las siguientes áreas de incumbencia:

  • La integración al grupo de pares, el conocimiento de la propuesta escolar, la participación de los estudiantes en la vida institucional.
  • El seguimiento y apoyo a los aprendizajes en acciones ligadas a: enseñar a estudiar - como por ejemplo, facilitar una mejor organización y uso del tiempo, promover el trabajo en equipo, enseñar a tomar apuntes, ayudar a organizar los materiales, promover la consulta de los programas, orientar para un mayor aprovechamiento de los recursos que pone a disposición la escuela -tales como las clases de apoyo, los talleres, la biblioteca, espacios de consulta-; realizar el seguimiento de cada uno de los estudiantes a fin de advertir anticipadamente posibles problemáticas que, de no ser abordadas a tiempo, podrían poner en riesgo su escolaridad.
  • El acompañamiento de los estudiantes para definir sus propios trayectos de cursada siempre y cuando el plan permita algún tipo de opcionalidad (orientaciones, materias  optativas, elección de trabajos de campo, trabajos prácticos).
  • El abordaje de temáticas que hacen a la experiencia vital de los adolescentes y jóvenes como por ejemplo la continuidad de los estudios y la integración al mundo del trabajo al finalizar el nivel, la promoción de los derechos de los niños, niñas y jóvenes, el cuidado integral de la salud sexual, etc.